¿Para qué sirve un evento?

Un evento es una ocasión para que sucedan muchas cosas buenas, pero también suele ser ese instante en que la gente comete más equivocaciones irreparables por unidad de tiempo. En este tema reunimos las recomendaciones de La Ovejita para que todo salga de perlas.

TEMPORIZA
No se puede hacer nada en serio sin un plan. ¿Celebrarías una boda o un momento crucial de tu vida de forma improvisada? Pues un evento se merece el mismo cuidado e interés y para ello hay que temporizar. Hay una primera fase en que diseñas el evento: decides cuándo, cómo, dónde, sabes ya quiénes van a ser sus participantes. Cuando ya tienes toda la información, creas los materiales físicos y virtuales para difundir el evento: carteles, folletos/fliers, creas un tema en tu blog, un evento en redes sociales o portales de eventos… Luego vienen los medios, que deben saber que celebras tu evento entre 10 y 15 días antes del mismo. El día antes es demasiado tarde. Unos días antes (entre 5 y 7) puedes enviar un boletín por correo electrónico a tus contactos. En internet conviene no ser demasiado insistente, pero que al mismo tiempo, se entere todo el mundo.

ASISTENCIA
Vayan más o vayan menos, si hemos hecho todo lo posible, lo que viene ahora es disfrutar. Si hay pocas personas en el público puede ser por infinidad de factores. No te hagas la lista mental de personas que te dijeron que estarían y no han llegado. No vale la pena. La gente tiene inconvenientes, cambia de opinión, se pone enferma o se queda más tiempo en el trabajo. En realidad, nadie tiene la obligación de acudir ni a tu evento ni a ninguno. Si tienes por costumbre insistir a la gente en que debe estar te estás equivocando porque tendrás a demasiada gente obligada que quisiera estar en otro lugar.

OBLIGACIONES
En la misma línea que el elemento anterior, por mucho que tú vayas a otros eventos, que compres los libros o la música o la obra de otras personas, esas personas -ni nadie- tienen obligación de devolverte ese favor. Si es así como entiendes la creación de eventos, de nuevo, estás en un error. Somos mayorcitos, deja que la gente fluya, que venga quien desee venir y que te compre libros o lo que vendas si realmente lo desea. Es la forma de crear un público sincero, adulto, sin ese tipo de compromisos más propios de adolescentes.

LA CALIDAD
Todo evento tiene que tener como objetivo la calidad, el disfrute, que todo esté hecho de manera impecable, pero sin sufrir ni molestar a nadie. No importa que haya 10 o 100 personas, los eventos deben tener un horario serio. No pueden durar ni quince minutos (porque sería una falta de respeto) ni tampoco 5 horas (porque nos adueñamos del tiempo de la gente). La puntualidad es esencial. Es una idea pésima que aparezca una hora de comienzo y el evento empiece dos horas después. Es una costumbre que por alguna extraña razón tiene mucho éxito entre los hispanos, pero sinceramente, deberíamos acabar con ella. Recomiendo poner una hora, por ejemplo, las 7:30 para que vaya llegando la gente y comenzar a las 8:00, siempre de manera puntual y exacta. No podemos depender de quien no haya llegado. Tenemos que comenzar. Si falta algún participante en el evento, comenzamos ya y reorganizamos el orden de las personas que van a tomar parte. La calidad también implica que tenemos que tener el mismo respeto por nuestro público si hay 8 que si hay 80 personas en el público. Debemos celebrar el mismo acto, con la misma pasión. Al fin y al cabo, quienes han acudido no tienen la culpa de la poca asistencia.

UN RESPETO
no se puede celebrar un evento en el que unos invitados/as sean tratados como dioses y otros como si fueran escoria. Es una costumbre demasiado extendida y creo que debería erradicarse. Los protagonistas locales no deben tampoco tratarse mejor que los que vienen de otros lugares. De nuevo, es otra falta de respeto. Me han pasado cosas tan surrealistas en los eventos que podría escribir una enciclopedia de errores. Si se toman fotos y luego se comparten se deben tomar fotos a todas las personas que participan. Lo mejor es tomar varias fotos a cada participante, para poder seleccionar las mejores fotos. Tomar solo una a cada persona es una muy mala idea. También, si enviamos una nota a los medios antes o después del evento deben estar listados los nombres de todos los participantes y si el periodista es tan poco profesional de recortar o eliminar los nombres de quienes no conoce, sería bueno que le llamemos la atención para que corrija esa información incompleta, sobre todo si es un medio virtual.

CONCLUSIÓN
Tenemos que crear eventos para el disfrute, sin tensiones ni crearnos expectativas muy elevadas en cuanto a resultados, asistencia, ventas. El éxito lo suelen dar los contactos que hagamos y muchos elementos intangibles que no siempre se traducen en números o en dinero. En muchos días tristes o eventos que para otras personas han sido un desastre, yo he conocido a personas que han cambiado mi vida. Como decía Woody Allen, cuando haya un evento, siempre hay que acudir y yo añadiría: siempre hay que tener una actitud inteligente y receptiva, porque nunca se sabe…

Si queréis conocer los eventos de La Ovejita, recomiendo que visitéis nuestra secciones de eventos que hemos celebrado y de eventos futuros. Y si te animas y deseas acudir a nuestros eventos, nos vemos en Nueva York…

Contacto: juannavidad@gmail.com

Autores: Víctor Santos

encabezadoVICTORSANTOS

 

Víctor Santos
Víctor Santos

El autor
Víctor Santos

Víctor Manuel Santos del Valle, autor de “Memorias y Momentos Inolvidables”, Una 2da parte de Víctor Santos y sus Anécdotas. Nació en Paso Hondo, Tenares, Provincia Salcedo, República Dominicana. Hijo de los esposos Felipe Santos Rodríguez y María Caridad del Valle González (Negra), siendo el cuarto de una familia compuesta por siete hermanos.

Realizó sus estudios primarios e intermedios en las escuelas de Paso Hondo y Salustio Morillo y los secundarios en el liceo Regino Camilo de Tenares, graduado de “Bachiller en Ciencias Físicas y Matemáticas”, en la promoción de 1977-1978.

Comenzó a trabajar en el año 1979 en la empresa minera Rosario Dominicana, S. A., en el departamento de mantenimiento, sección instrumentación, hasta el año 1990, ejerciendo la profesión de locutor desde 1975 y graduado de la misma en la Comisión Nacional de Espectáculos Públicos y Radiofonia en el año 1982. Con la experiencia adquirida en las emisoras, Radio Útil en Salcedo, Radio Cumbre en Villa Tapia, Radio Tiempo en San Fco. De Macorís y Radio Oro en Cotuí.

Graduado además en el año 1982 de Técnico en Electrónica en las Escuelas Internacionales de América Latina, en 1985. También miembro del Círculo de Locutores Dominicanos y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa, donde realizó curso de “Actualización Periodística”. En el período 1985-1988, realizó varios cursos en el Centro de Orientación Psicológica (COP), entre ellos Relaciones Humanas, Etiquetas y Protocolo. Desde 1986 hasta 1989, dirigió el periódico El Lingote, órgano oficial del Sindicato de los Trabajadores de la Rosario Dominicana, S. A. (SITRARODOM).

Partió para los Estados Unidos de América en el año 1990, desempeñándose en varias funciones.

Víctor Santos y sus anéctodas.
Medidas: 8,5×5,5 pulgadas (21,59×13,97cm)
Páginas: 164 a tinta negra.
ISBN: 9781514294796
Libro en papel: 12$ en Amazon.com (COMPRAR)
10,83€ en Amazon.es (COMPRAR)
7,72£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

portadacoverCUATRObOK

Tengo el honor de presentar a las futuras y presentes generaciones de Dominicanos y a mis compueblanos que son los que más conocen de mis anécdotas, que las han vivido, sufrido y disfrutado junto a mí.

Lo que relato en este libro no son ocurrencias, sino como he dicho, son hechos vividos que narro, lo que hablo en este prólogo o joya de la literatura. Para muchos, escribir un libro supone una tarea fácil cuando se trata de uno mismo, pero no es así.

Su creador y escritor Víctor Santos, tiene de todo un poco, aparte de buen humor posee cualidades excepcionales que adornan a este ser humano. Buen hijo, padre, amigo y porque no, negociante. Víctor, como suelen llamarle sus amigos, siempre ha estado a favor de las mejores causas de su pueblo Tenares, en Ia República Dominicana y aquí en Nueva York.

Un libro es como un hijo, lo vez nacer, crecer y desarrollarse; lo quieres, lo amas y lo proteges y luego pasa de tu mano a otra. Así como la propia creación divina, en el libro “VÍCTOR SANTOS Y SUS ANÉCDOTAS”, hace referencia a su vida que está llena de anécdotas e historias. Esperamos que los lectores sepan apreciar este material salido de las propias entrañas de la tierra y que pueden recordar sus vivencias en este libro, una obra que está hecha para que todos aquellos que la lean, puedan pasar un momento agradable.

Víctor hace un aporte más de todo lo que ha hecho a esta sociedad, sembrando por todas partes bienestar, sacrificio y amor para todo el mundo. Un hombre de servicio, ejemplo de trabajo y honradez.

Yo, quien humildemente puedo y tengo el honor de contarme entre sus amigos, le pido a Dios que le dé bendiciones y larga vida a él y toda su familia. Esta obra es algo así como el mejor legado que deja a sus hijos y nietos y un humilde homenaje a los que han fallecido que aparecen en esta obra en memoria de ellos.

Carlos Manuel Taveras (Charlie)

Autores: Blas González de la Fuente, escritor de Mombeltrán, Ávila, España

 

encabezadoBLAS

BlasGonzalezBIENGR

El autor, Blas González de la Fuente

Nací en el ambiente rural de Mombeltrán (Ávila), cuando los niños prodigios estaban prohibidos y la escasez era el rey de las promesas. Pronto aprendí a observar a la gente y la naturaleza de mi alrededor, puesto que las televisiones y los medios audiovisuales queda-ban lejos todavía.

Camino de los treinta años, empecé a componer mis primeros versos. Anteriormente la vida me había llevado lejos: a vivir en París, Londres y Berlín. A mi regreso me instalé en Madrid donde resido actualmente. Aquí retomé la actividad poética aparcada durante algún tiempo y me he lanzado con varios poemarios de temas diferentes.

Durante años. Poesía.
Medidas: 6×9 pulgadas (15,24×22,86 cm)
Páginas: 66 a tinta negra.
ISBN: 9781501048913
Libro en papel: 10$ en Amazon.com (COMPRAR)
8€ en Amazon.es (COMPRAR)
6,50£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

Durante años, un poemario de Blas González de la Fuente, escritor nacido en Mombeltrán, Ávila, España
Durante años, un poemario de Blas González de la Fuente, escritor nacido en Mombeltrán, Ávila, España

Los poetas somos lo que hemos respirado… Durante años el autor ha observado la vida en ambientes rurales con todas sus penas y alegrías, esperanzas y decepciones. Describe en este primero de siete de sus poemarios situaciones y acontecimientos marcados por las carencias que marcan el carácter del joven adolescente que se mueve por el campo.

Hay en esa etapa un descubrimiento, un gran aprendizaje: lo que nos falta no nos define ni nos completa, sino que nos hace fuertes y nos enseña a valorar lo que tenemos. Y en los pueblos de entonces había aire, agua, tierra y viento, sinceridad, rudeza y honestidad, palabras dentro del pecho que convertir en sensaciones que traducir en poemas. He aquí una muestra de ellos.

Juan Navidad

Silogismos. Poesía.
Medidas: 6×9 pulgadas (15,24×22,86 cm)
Páginas: 64 en tinta negra.
ISBN: 9781501061394
Libro en papel: 10$ en Amazon.com (COMPRAR)
8€ en Amazon.es (COMPRAR)
6,50£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

Silogismos, libro de poemas de Blas González de la Fuente
Silogismos, libro de poemas de Blas González de la Fuente

Estas páginas reúnen reflexiones tanto sobre la condición humana como sobre la poesía. Se recogen momentos, asuntos cotidianos vistos desde el prisma del poeta y también las ideas, pensamientos, puntos de vista nuevos, antiguos y renovados.

Cada idea se expresa en forma de poemas en distintos metros, porque adquieren una forma distinta, como las vasijas y recipientes siempre únicos que crean los alfareros.

Porque la vida a menudo no es otra cosa que esos detalles imperceptibles que un día descubrimos con sorpresa, como aquel instante en que la vida nos sorprendió porque se mostró ante nuestra mirada la sombra de un poema…

Juan Navidad

Precisiones. Poesía.Medidas: 6×9 pulgadas (15,24×22,86 cm)
Páginas: 64 a tinta negra.
ISBN: 9781502307903
Libro en papel: 10$ en Amazon.com (COMPRAR)
8€ en Amazon.es (COMPRAR)
6,50£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

Silogismos, descubre la poesía de Blas González de la Fuente, escritor y poeta nacido en Mombeltrán

Precisiones, descubre la poesía de Blas González de la Fuente, escritor y poeta nacido en Mombeltrán

Muchas veces un viaje es mucho más que un gesto o un cambio de ubicación. Puede ser un cambio de paradigma, un punto de encuentro con nosotros, un descubrimiento de espacios que ya habitaban en nuestra mente, porque pertenecemos a ellos.

Pero también pueden ser una oportunidad de conocer personas nuevas, que no habrían desembarcado en nuestra mente si no hubiéramos estrechado su mano.

La vida es un gran viaje bello a veces, fascinante siempre, como un libro, como un puñado de poemas. Y también puede ser como unos ojos cerrados que imaginan algo exacto en apariencia… ¿o recuerdan con claridad un sueño cualquiera?

Juan Navidad

Publicar libros no te convierte en escritor

LOEpublicarnoteconvierteenescritorconurl

Este tema forma  parte de nuestra colección de Recursos para escritores/as.  Al pie de este texto tienes enlace a otros temas de este mismo bloque.

Hace mucho tiempo que quería escribir sobre este asunto. Cada semana hablo con decenas de personas que escriben, tanto virtual como presencialmente. Me parece extraordinario que cada vez seamos más quienes creemos en esta forma de comunicarnos con el mundo, creando nuestros textos y compartiéndolos con nuestro público.

Escribo desde los 8 años. Tengo casi los 45. Son muchos años. En el medio hay miles de poemas, textos de todo tipo (relatos, artículos, poemas,  guiones de radio, novelas, cientos de frases…). Además he creado revistas literarias y colaborado en decenas de medios escritos y revistas literarias y científicas, he traducido textos, he escrito para diarios, he tenido varios programas de radio. Soy especialista en animación lectora y he impartido decenas de talleres literarios, he creado grupos literarios, editoriales, asociaciones culturales, literarias, de escritores…

Algo que me sucede muy a menudo es que una persona me cuenta que ha escrito su primer poema. Para mí es una gran noticia, me alegro mucho y se lo digo siempre a todo el mundo. Yo siempre animo a la gente que escribe, porque es algo que nos hace mejores. Pero tenemos que respetar este pasión tan grande que es la literatura. Nuestro primer poema no nos convierte en escritores ni en poetas. Lo siento.

Si nos acercamos a un piano en un salón y no sabemos nada de música, levantamos la tapa y aporreamos las teclas, ¿somos ya pianistas? No se nos ocurriría ponernos a la altura de una persona que lleva 12 años de “carrera” y hacernos llamar igual que esa persona “pianista”, ¿verdad? Pues igualmente, no podemos ofender a todas las personas grandes que han escrito en la historia de la literatura haciéndonos llamar “escritores” o “poetas” cuando aún nos estamos acercando a este mundo apasionante.

Para ser escritores tenemos que aprender a leer. Y no me refiero sólo a leer toda clase de literatura, vorazmente y curioseando tanto libros de autores y autoras conocidos como otras personas menos conocidas o quienes aún están empezando. También me refiero a leer la vida, porque si vamos a escribir, necesitamos tener algo que nos interese del mundo ahí fuera. Nuestros sentimientos están muy bien, pero sólo se ejercitan con una verdadera  actitud social con las personas, con el entorno que tenemos ahí fuera.

Termino aclarando el título de este tema: Publicar un libro no te convierte en escritor, porque es lo que creo. Muchas personas publican libros, pero no son escritores, porque cada vez hay menos libros que sean de verdad literatura terminada, mejorada y editada por una persona suficientemente cualificada. Ahora cualquier se considera escritor y eso es malo, pero muchísimo peor es que ahora cualquiera se considera editor. Y eso perjudica mucho la calidad de los libros, porque si los manuscritos tienen poca calidad porque quien los ha escrito no ha madurado lo suficiente como escritor o escritora, lamentablemente muchos libros no pasan por el filtro de calidad y mejora que proporciona un buen editor. Y no, hay que decir que no todo el mundo que tiene un “sello editorial” es necesariamente un editor de verdad. Ni siquiera tener un título de literatura o filología es garantía de nada. Ser editor es un oficio de calidad y a este mundo del libro se han metido muchos buitres que quieren mucho dinero en poco tiempo y sin conocimientos ni ganas de proporcionar calidad, el resultado se traduce en miles de libros terribles.

En La Ovejita Ebooks, nuestro proyecto ético, podemos convertir sueños en realidad y que veas tu libro publicado en papel y formato digital pero siempre con la máxima calidad. Escríbenos a juannavidad@gmail.com si deseas que tus libros sean los de un escritor o escritora y no manuscritos inacabados con forma de libro que provocan dolor a nuestra vista.

Temas relacionados:
La Ovejita y sus Oportunidades de Publicación para nuestros autores
Ahora podrás presentar tus libros en Nueva York en nuestros eventos
Celebramos el primer siglo de edad de la Iglesia del Mediador con literatura
Apasionante evento anoche en el Centro Español de Nueva York: Palabras de las dos orillas
Recursos para escritores/as:
Sinceramente: mis consejos para quienes desean ser escritores
Publicar libros no te convierte en escritor
Adivina, adivinanza: tiene forma de libro y no lo es, ¿qué es?
Cuidado con los certámenes literarios no éticos
Errores frecuentes de las falsas editoriales
Los “sellos editoriales” y la ética de La Ovejita

Cuidado con los certámenes literarios NO éticos

Proliferan como setas tras la lluvia. Algunos son muy interesantes, otros son inútiles y otros son directamente una tomadura de pelo y una estafa. En este tema os voy a hablar del apasionante mundo de los certámenes literarios.

Los certámenes pueden ser una ayuda o una pesadilla
Cuidado con los certámenes no éticos

Certámenes a los que yo me presentaría
Hay algunas editoriales de verdad (las que no cobran al autor por publicar) que organizan certámenes serios, con alguna institución y tienen un proceso serio, con unas bases bien redactadas, un premio de verdad muy interesante en metálico. Además, el jurado es serio y el premio incluye la publicación de la obra o las mejores obras. Recomiendo encarecidamente presentarse a estos certámenes. Los que tienen un premio muy elevado corren el riesgo de estar amañados, es cierto, y los que tienen una altísima participación a veces tienen un comité de lectura que puede dejar fuera obras interesantes, pero en general suelen tener un funcionamiento honesto.

Pérdidas de tiempo y dinero
No sé en otros países, pero en España, con la situación económica que hay, muchas instituciones desarrollan un segundo nivel de certámenes en los que no me interesaría participar a mí como autor por varias razones: primera, por la cuantía del premio que es o inexistente o ridícula. Si no tienen dinero, sería mejor que no organicen nada o que saquen ese dinero que les falta de otras partidas absurdas (que siempre tienen todas las instituciones). Además, porque la calidad de los integrantes de los jurados de esos premios suelen ser para echarse a llorar. A mí me han invitado muchas veces para ser jurado junto a gente que no lee nada nunca y les invitan a ser jurados, un sinsentido total porque pueden ganar obras horrendas. Por otro lado, se está poniendo de moda jurados unipersonales o que se declaren desiertos todos los premios que organiza un ayuntamiento sin que nadie haya leído las obras. Así, los habitantes de esa localidad tiene la percepción de normalidad de que su ayuntamiento convoca en premio “como siempre”, cuando en realidad no tienen pensado dedicar presupuesto a la cuantía establecida en las bases para quienes ganen y por eso los declaran desiertos.

Certámenes no éticos
son cada vez más. La forma de participación suele ser sencilla, al contrario que en los certámenes anteriores, y no se envían en papel sino que un simple formulario o casi siempre incluso un correo electrónico permite enviar los archivos, lo que a menudo no asegura el anonimato de quienes envían sus textos. Los premios o no existen o son tan peculiares como una antología -muchas veces mal editada, en la que puede estar cualquier texto- y al autor/a  le dan sólo uno o dos ejemplares. No suele haber cuantía en metálico, pero a veces sí hay singulares premios en especie. Lo peor de este tipo de premios es que además de ser casi totalmente obra de aficionados, esconden las intenciones oscuras de unas personas que lo único que quieren es apoderarse de tus datos de contacto para publicarte, eso sí, después de haber pagado. Estas falsas editoriales o entidades no tienen detrás gente que sepa ni de literatura ni de edición o diseño: sólo quieren tu dinero.

Hay otros mundos
Estos son los tres tipos de certámenes que hay en el mundo literario a día  de hoy. Ya no estamos en los años 80, hay muchas opciones, si deseas ver tus libros editados no tienes que pagar a gente que no sabe ni ponerle tilde a su nombre. Existen propuestas éticas y profesionales como La Ovejita Ebooks, que te ayudan a crear tu libro en papel y formato digital y sólo pagas una cantidad mínima por el diseño (la corrección está incluída en el precio y es realizada por profesionales). No te dejes engañar… Contacto: juannavidad@gmail.com

Consejos para quienes desean ser escritores

Me encanta escribir y disfruto mucho leyendo y en mi vida como editor y en mi trabajo día a día con La Ovejita conozco muchas personas que desean publicar e incluso algún día poder dedicarse a ello en exclusiva. Pero seamos serios: no todo el mundo tiene ni las destrezas, ni sabe cómo funciona este ámbito tan complejo del libro y por desgracia hay personas torpes que buscan atajos que no funcionan o piensan que saben más de lo que saben. Para quienes me lean, os dejo estos consejos basados en mi experiencia.

sinceramenteJPGmed

Humildad
lleves un mes, un año o cincuenta escribiendo, estás empezando. Todos y todas estamos iniciándonos en este mundo y nadie puede creerse en la cúspide ni en lo alto de la colina, por mucho libros que lea, venda, por muchos premios que gane y no importa tampoco qué editorial les publique. Si empiezas a mirar por encima del hombro al resto, dedícate a otra cosa.

Literatura
ante todo, escribe literatura. Si deseas vender best sellers, no eres escritor, eres un escribidor de pacotilla. Para dedicarse a la palabra hay que tener hambre de conocimiento, de saber qué hay más allá, una curiosidad intrínseca para conocer la esencia de las cosas, la psicología de las personas, escribir literatura es lo que nos hace crecer. Narrar historias vacías de personajes planos y estereotipados es algo vacío, insulso, como cocinar sin sal y sin especias.

Poesía
lee y ponle a todo poesía. Un libro, una canción, una película, el arte o la vida, sin poesía no sólo no tiene color, sino que no tiene ni luz ni alma. Piensa siempre que los momentos que recordamos siempre son aquellos que tienen ese algo que no sabemos definir, pero, si tuviéramos que encontrarle una palabra, sería sin duda: poesía.

Edición
Es lo que necesitan tus textos. Si los publicas tal cual, estás pecando de engreimiento. No eres tan bueno, tus textos, como los de todos los autores/as de literatura, necesitan un buen editor que los mejore. Si sigues publicando textos sin editar es como si continúas caminando con los cordones sueltos. No te quejes si caes una y otra vez. Tus lectores no te leen, te sufren y lamentablemente, no te lo van a decir nunca. Eso no significa que necesites un “sello editorial”, para que quede bonito, sino que haya un editor, esto es, un profesional de verdad -y no un saca cuartos- que convierta tus palabras en un libro digno de ser leído.

No vendas ni te vendas
esa manía que tiene la gente de ir vendiendo, puerta a puerta lo que hacen, dejándose los nudillos y molestando a la gente es horrenda. Nadie te lo va a decir, pero el silencio en las redes sociales que provocan tus textos es peor que cerrarte una puerta de castillo en las narices. No prostituyas una pasión como esta convirtiéndote en hombre-anuncio o mujer-anuncio. Bajar el valor de tus libros, como si fueras una gran empresa también es absurdo: tu libro vale lo que tú valgas, puedes regalarlo si lo deseas, a quien lo merezca, pero venderlo barato es escupirte hacia arriba, seguro que sabes las consecuencias que tiene. Puedes compartir lo que haces, pero hazlo con dignidad. No trates de amoldarte y orientar lo que haces a los gustos de la gente tampoco, porque ceder es como admitir tu falta de sinceridad. Si haces lo que deseas y lo deseas con pasión, tarde o temprano habrá personas que amen lo que haces.

Escucha y aprende
Está muy bien que quieras ser escritor y que desees hacerte oír, pero si no escuchas lo que hacen otros, si no prestas atención, serás sólo ruido. Acude a eventos, participa, sé amable, compra libros de otras personas, lee, aporta, crece con esas personas. Sólo quienes abren los brazos reciben abrazos.

Comparte sin pedir
Date a los demás, comparte informaciones, ayuda, escribe prólogos, reenvía certámenes, difunde revistas que buscan
colaboraciones, adquiere libros y entradas a eventos, pero no seas victimista ni esperes nada  a cambio ni que quienes te han vendido un libro te compren libros a ti. Es mejor que te compren los libros y te ayuden quienes sientan que deben hacerlo o que desean hacerlo realmente. No hay cosa más triste que obligar a alguien a hacer algo. Antes que obligar a alguien a comprarme un libro, se lo regalo si lo merece.

Que no te adulen
No hay cebo más sencillo para atrapar a un escritor/a que decirle que es excelso. Los autores se rinden a los pies de quien haya dicho la frase. Así es como nos engañan las falsas editoriales: dorando la píldora a quienes escriben, prometiendo éxitos improbables, encabalgando embustes y falacias. Escucha segundas opiniones sobre las propuestas editoriales -sobre todo de pago- que recibas y busca alternativas mejores, que las hay. Si quieres conocer la nuestra, que no es editorial, pero es ética, muy económica e innovadora y ya hay cientos de escritores/as felices en todo el mundo, escríbenos o lee todos los temas que le dedicamos en este blog.

Temas relacionados:
La Ovejita y sus Oportunidades de Publicación para nuestros autores
Ahora podrás presentar tus libros en Nueva York en nuestros eventos
¿Si viajo a presentar mi libro en Nueva York el libro puede salirme gratis?Celebramos el primer siglo de edad de la Iglesia del Mediador con literaturaApasionante evento anoche en el Centro Español de Nueva York: Palabras de las dos orillas

Recursos para escritores/as:
Publicar libros no te convierte en escritor
Adivina, adivinanza: tiene forma de libro y no lo es, ¿qué es?
Cuidado con los certámenes literarios no éticos
Errores frecuentes de las falsas editoriales
Los “sellos editoriales” y la ética de La Ovejita