Autora: Amparo Toro

Amparo Toronació en un pequeño pueblo de Colombia llamado Támesis, es vegetariana y le encanta la meditación, le gusta actuar y ha participado en algunas obras de teatro. Estudió teatro con el distinguido profesor Roy Arias.

Ha viajado por diferentes países, ha tenido hermosas experiencias al participar en encuentros literarios. El primero fue en Nueva York con escritores de varios estados, auspiciado por la casa Dominicana. Luego participó en el Perú, en un Pueblo llamado Tarapoto, donde recibió muchos reconocimientos. El último fue en Chile en el 2009, que fue escenario de muchas vivencias. En cada lugar ha dejado parte de su corazón. Participó en dos concursos: uno en España titulado Miradas de nostalgia y otro en Miami y en ambas antologías aparecen sus poemas en medio de los de reconocidos escritores.

Historias y poemas.
Medidas: 8,5×5,5 pulgadas
Páginas: 224 interior en blanco y negro.
ISBN: 978-1530774890
Libro en papel: 14$ en Amazon.com (COMPRAR)
11,76€ en Amazon.es (COMPRAR)
10,61£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

Portada de Historias y poemas

LOS POEMAS DE AMPARO TORO GARCÉS
En este año 2005 conmemoramos el 200 aniversario del fallecimiento de una de las grandes figuras de la literatura mundial, el poeta dramaturgo alemán Friedrich Schiller que también ha escrito obras teóricas sobre literatura. Para Schiller hay dos categorías de poesía, que llama “poesía ingenua” y “poesía sentimental”. Por “poesía ingenua” entiende una poesía espontánea que en cierta manera nos parece un producto de la naturaleza. Por “poesía sentimental” entiende obras que han sido producidas más bien por un proceso intelectual y expresan algo de una filosofía de la vida. Así Schiller en este caso, utiliza la palabra “sentimental” no como lo hacemos generalmente, sino como lo opuesto de la creación ingenua.

Evidentemente, hay sentimiento en toda clase de poesía. Si me pregunto ahora cuál es la clase de poemas que escribe la autora colombiana Amparo Toro Garcés, tengo que decir que están representadas las dos categorías definidas por Schiller. Quiero agregar que las diferencias entre las mismas no son diferencias de cualidad. Cada una es igualmente legítima. Schiller consideraba “ingenua” la poesía de su inmenso amigo Goethe y “sentimental” la suya propia. En la obra de Amparo Toro Garcés encontramos varias expresiones y experiencias del amor, un mundo de amor y de humanidad. Tal vez es pura lírica “ingenua”, también, en algunos de sus poemas prosa acerca de personas, momentos alegres, tristes, e impresiones de la naturaleza. Tal vez ella se refiere a dramas y dolores vividos. Frecuentemente, nos comunica lo que ha aprendido por las experiencias de su vida, sus pensamientos acerca de la justicia pervertida o acerca de Nueva York, y eso es “poesía sentimental” en el sentido de Schiller, como lo son aquellos poemas que expresan un hondo y alto concepto de la religión. Pero entra en eso también la experiencia espontánea de encontrar el “Cristo Vivo”.

Hay confluencia de la experiencia personal religiosa y de la enseñanza cristiana. La autora tiene la convicción de que se trata de vivir una religión de amor. Su estilo siempre es sencillo y directo, evitando lo artificial y lo pomposo. La obra de Amparo Toro Garcés está regalándonos el consuelo de la bondad. Esta bondad que necesitamos tanto en un mundo lleno de miseria, violencia, corrupción y catástrofes, esperando la palabra buena.

PETER BLOCH

El ave negra y la casona.
Medidas: 8,5×5,5 pulgadas
Páginas: 180 interior en blanco y negro.
ISBN: 978-1530775293
Libro en papel: 14$ en Amazon.com (COMPRAR)
11,76€ en Amazon.es (COMPRAR)
10,61£ en Amazon.co.uk (COMPRAR)

Portada de El ave negra y la casona

En medio de un llano de verdes prados se levanta majestuosa la casona con sus balcones blancos y ventanales rojos parecía dibujada; en medio de inmensos jardines donde se destacaban las rosas rojas y amarillas, los lirios y las tímidas violetas le daban un encanto especial embelleciendo y dando su perfume; eran cuidados por las delicadas manos de Natalia; las personas que a menudo pasaban por allí no dejaban de exclamar es Hermosa la casona.

La verdad es que era la admiración y la envidia de todos sus vecinos. Allí vive una familia adinerada: el padre, don Manuel Aristisabal, un hombre honesto servicial muy apreciado por todos; su esposa Natalia hermosa y delicada al igual que sus dos hijas ejemplo de bondad y simpatía, sus tres hijos Roberto, Jacinto y Francisco el más pequeño, y el más diferente; enfocado más en la vida espiritual siempre le dice a sus hermanos que no malgasten el tiempo en parrandas y borracheras; que muchas veces el ser humano se va de este mundo sin saber a qué vino, que hay que buscar la sabiduría para aprender a administrar las respiraciones que están contadas y ni por todo el oro del mundo se puede comprar una sola respiración; sus hermanos se reían, Natalia y Augusto callaban la verdad es que tenía mucha lógica todo lo que decía; Carmencita y Lucila no solo eran lindas y juiciosas; su belleza interna se asomaba en cada una de sus acciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *